Barranquismo en Yesa Superior y Manatuero


El pasado domingo, un grupo de cinco barranquistas del Club Litera se encaminaron hacia Buerba, en el valle de Vio, para descender los barrancos poco frecuentados de Manatuero y Yesa Superior.

El Manatuero es un afluente del Yesa Superior y se utiliza como aproximación a este. Su parte superior es seca, con rápeles largos pero muy bonitos, ya que están llenos de flores, orejas de oso, coronas del rey, etc. Tras esta primera parte, se llega a la boca de la cueva del Forato de Manatuero, donde por fin nos encontramos con agua debido a fuentes y surgencias. Aquí el barranco cambia súbitamente del color gris de la piedra al verde del musgo, con bellas formaciones de piedra tosca por la precipitación de la caliza disuelta por el agua en su viaje subterráneo.

Hoy lo encontramos con menos agua de la habitual, el año tan seco que llevamos se nota esta temporada en los barrancos también. Finalizamos nadando bajo un puente natural de roca donde la luz y el agua hacen maravillas.

Antes de encaminarnos a nuestro segundo objetivo del día, hacemos una paradita para comer algo. Vamos muy relajados disfrutando del paisaje, del día y de la soledad de no encontrarnos con nadie.

Una vez repuestas la fuerzas, empezamos la aproximación al Yesa Superior, por una senda que en unos 40 minutos nos lleva al cauce del río. El Yesa es totalmente diferente al Manatuero con grandes paredes verticales, pozas, toboganes, saltos, cascadas, vegetación increíble, oscuros encajonados y partes más abiertas, no tiene nada que envidiar al primero, eso sí, el agua bien fría. Y entretenidos admirando tanta belleza, llegamos al hito que nos marca la salida del barranco. Ahora ya sólo nos queda la dura subida de regreso, que en unos 45 minutos nos deja de nuevo en el Buerba.

Como no podía ser de otra manera, la jornada acabo tomando un refrigerio en una terracita del pueblo, comentando el magnífico día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.