Estanys de Gèmena y Roi


Receta del Club Litera contra el anticiclón y las boiras “pichadoras”: subir alto. Que seguro que hace sol.

Pues eso nos dedicamos a hacer el domingo. Salimos con niebla, nos bañamos en el sol y volvimos a las nieblas…

Empezamos a caminar a las nueve desde un parquing a un kilómetro de Caldes de Boì. Hace frío porque todavía no nos toca el sol, pero después de una hora y media y casi 600 metros de desnivel acabamos todos en manga corta en el Pla de la Cabana.

El día es inmejorable para estas alturas del año, vamos sudando por el calor y la subida hasta que llegamos al Estany de Gèmena, descansamos un poco y seguimos al Estany de Dalt. Hasta ahora hemos caminado por sendero y hierba, pero ahora cambiamos la pradera por la pedrera y ya fuera de camino realizamos una media ladera para llegar al Estany Roi intentado perder la menor altura posible.

En el Estany Roi comemos al solecito y emprendemos la bajada por un precioso senderito que por prados nos devuelve al Pla de la Cabana y vertiginosa bajada por el camino cubierto de hojas de haya, prestando atención a las piedras y raíces que esconden, hasta el coche.

FOTOS

GPS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.